La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogeras. (Rochefoucauld)

martes, 27 de diciembre de 2011

INVENTAR LA VERDAD (XAVIER VILLAURRUTIA)




Pongo el oido atento al pecho,
como, en la orilla, el caracol al mar.
Oigo mi corazón latir sangrando
y siempre y nunca igual.
Sé por quién late así, pero no puedo
decir por qué será.
Si empezara a decirlo con fastasmas
de palabras y engaños, al azar,
llegaría, temblando de sorpresa, 
a inventar la verdad:
!Cuando fingí quererte, no sabía
que te quería ya!

3 comentarios:

TriniReina dijo...

Y ahora ya, de qué vale darse cuenta de algo que ya murió?Aún así...

Saludos

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

Perdona, José Manuel que haya borrado mi comentario anterior, es que las últimas frases deseando un feliz año, son para todos todos iguales para no tener que estar repitiéndolas, pero resulta que las que iban delante, no eran para ti, por eso, te repito el comentario.

Oir el corazón latir sangrando... unos versos profundos y que llegan.


Te deseo un feliz año 2012, lleno de amor, paz y felicidad, y que todos tus deseos se vean cumplidos.

Un beso.