La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogeras. (Rochefoucauld)

miércoles, 18 de julio de 2012

LUCIDEZ (NINA CASSIAN)





Esas palabras: "Siempre juntos..." "Siempre...",
no las repitas, no mientas.
¡Oh, amado,
pronto no existiremos!

Aun si la muerte nos dejara
vagando bajo el sol,
con el pan en la mesa
y el dulce vino en las copas,
se irá el amor... Pero no lo sabremos.
Sin advertirnos, pasará...
sobre nuestra envoltura abrasada
cae una luz indigente.
Nos miraremos. Eres el mismo, aquél
que yo abracé hasta lo más profundo...
Todas las cosas son iguales.
Ahora no te abrazo.

Se va el amor como el agua que corre...
Nosotros nos quedamos en la orilla.
No tenemos sonrisas como rocas sin olas.
Tal vez ya no existimos.




Nina Cassian

5 comentarios:

TriniReina dijo...

Ayer mismo la estuve leyendo.

Es hermoso este poema. Relata sin dolor la certeza de la ausencia.

Nos perseguimos:):):)

Abrazos

MarianGardi dijo...

Me aferro tanto al amor, que creo que él nunca se va, si es verdadero.
Este poema es doloroso y de perdida.No por ello deja de ser hermoso.
Gracias amigo por estar y poner atención a mis letras.
Un abrazo

Alma Enamorada dijo...

Un poema muy hermoso,gracias por compartirlo no lo había leido antes.

Feliz tarde, un abrazo

Juan Pardo dijo...

De nuevo me haces descubrir una autora y unos versos que me eran desconocidos.Existencia , amor , ausencia ; una tríada que rezuma los paradójicos entresijos de la vida.Existencial y hermoso texto.

Marisa dijo...

¡Qué buen poema!
Esto me hizo recordar a los padres de un amigo que se pusieron enfermos casi al unísono y los enterraron
con dos días de diferencia.
Juntos hasta en la muerte.

Gracias por ofrecernos esta gran selección de poemas.

Un abrazo