La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogeras. (Rochefoucauld)

viernes, 14 de diciembre de 2012

POEMA DE LA AUSENCIA (CRISTINA MAYA)





Cómo golpea tu ausencia
cuando evoco tus pasos por la casa,
tus huellas en mi alcoba,
mi cotidiano empeño de tenerte.
Puedo palpar la luz de cada amanecer
con su luna desierta y congelada,
tu voz de agua
fluyendo por mi sangre
de magnolia encendida,
tu sombra fugitiva
que tejes y destejes,
por la escalera anónima
que hasta ti me conduce.
Puedo esperarte desvelada
en la noche profunda,
sembrar el horizonte
de voces que te nombran
desde mis sueños desolados.
Penetrar en un círculo etéreo
de niebla y lejanía
de polvo inerte y blanco
donde mi soledad de nieve
habita el más remoto sitio
de tu alma.
Allí donde tu imagen
en constante reflejo del silencio,
memoria impresa en el espejo.


Cristina Maya





4 comentarios:

TriniReina dijo...

Que la ausencia se vuelva sueño y deje de doler.
"Constante reflejo"...
Volvemos a coincidir. Me gusta Cristina y sus poemas.

Abrazos

Marisa dijo...

Bellas palabras
sobre la ausencia
que me permitió
conocer a Cristina Maya.

Un gran abrazo

Juan Pardo dijo...

Sin duda la ausencia se convierte en fiel musa que dibuja en nuestras almas de poetas figuras nebulosas.Un placer conocer a Cristina Maya.Un abrazo.

MAJECARMU dijo...

Cristina hace una honda y preciosa reflexión sobre la ausencia...Realmente cuando queremos a alguien su ausencia es presencia viva,que nos anula y nos mantiene atados a la esperanza,que desespera...
Mi gratitud y mi abrazo siempre,José Manuel...Y FELIZ NAVIDAD COMPAÑERO DE LETRAS...SONRÍO.
M.Jesús