La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogeras. (Rochefoucauld)

martes, 16 de abril de 2013

CONDICILIO PARA UN DUELO (LUIS IZQUIERDO)




Las flores cuyos nombres olvidamos,
esta conversación que mantenemos
y el silencio por el que discurrimos
son la ilusión del tiempo que sumamos,
la amnesia de a qué pertenecemos
y el ser que, si presente, inadvertimos.
Somos el eco en curso hacia la ausencia
de imágenes con alma, la conciencia
de una vida que apenas intuimos.




Luis Izquierdo




3 comentarios:

TriniReina dijo...

Será por ello que duele tanto la ausencia, por las ilusiones previas...

Abrazos

Evanir dijo...

É exatamente nas mãos de Jesus que devemos nos colocar quando as coisas não vão bem.
Se a luta está pesada, busque auxílio nele.
Somente em Jesus encontramos a verdadeira segurança e a verdadeira paz.
Agradeço o carinho e compreensão pela demora,
em retribuir sua visita tão carinhosa.
Deus abençoe seu final de semana .
Beijos no coração e meu eterno carinho,Evanir..

Juan Pardo dijo...

De nuevo en este poema quedan entreverados los universales del tiempo machadianos.Un abrazo.