La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogeras. (Rochefoucauld)

jueves, 28 de noviembre de 2013

AUSENCIA (ANTONIO JOSE MIALDEA)



Ausencia llamaré
al murmullo del mar sobre tu cuerpo,
al cielo gris,
a la golondrina que busca tu pecho cada tarde,
a tu silencio cansado de morir
en las esquinas del mundo.
Ausencia llamaré
a las manos de tu voz quebrando el aire
en busca de las alas de mi voz que a ti te llaman.
Ausencia llamaré
a tus labios que rozan los cristales del tiempo
para clavar en mis ojos melodías de sangre.





Antonio José Mialdea

4 comentarios:

TriniReina dijo...

A todo lo que nos rodea y nos pesa. A todo lo que nos duele y extrañamos. Ausencia...

Abrazos

Marinel dijo...

Eso es ausencia,sí, sin duda alguna.
Me ha encantado.
Besos.

Marisa dijo...

En estos versos
la ausencia
rasgando el aire.

Precioso


Besos

MTeresa dijo...

Melancolía mágica
en estos versos
que desconocía,
un abrazo