La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogeras. (Rochefoucauld)

miércoles, 14 de mayo de 2014

VISITA (OLIVERIO GIRONDO)





No estoy.
No la conozco.
No quiero conocerla.
Me repugna lo hueco,
la afición al misterio,
el culto a la ceniza,
a cuanto se disgrega.
Jamás he mantenido contacto con lo inerte.
Si de algo he renegado es de la indiferencia.
No aspiro a transmutarme,
ni me tienta el reposo.
Todavía me intrigan el absurdo, la gracia.
No estoy para lo inmóvil,
para lo inhabitado.

Cuando venga a buscarme,
díganle:
"se ha mudado".






Oliverio Girondo 



 

4 comentarios:

Carmen Silza dijo...

Entiendo en este poema un tanto misterioso, que cuando venga la muerte, que no le encuentre...
Nadie quiere lo inerte, el absurdo del último adiós...pero como es algo irremediable, deberíamos, no tenerle tanto miedo, aquí, en España, no gusta mencionarla.
Feliz día Jose ´manuel
Un abrazo

Marinel dijo...

Me encanta este poema.
Estoy con el poeta en cada uno de sus versos.
Muy bueno Girondo.
Besos.

MTeresa dijo...

Es fantástico,
transmite profundidad.

TriniReina dijo...

Eso, que no estoy para ella.

Magnifico poema
Abrazos