La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogeras. (Rochefoucauld)

jueves, 22 de noviembre de 2012

LO SÉ, DE SOBRA LO SÉ... (NAZIM HIKMET)



Lo sé, de sobra lo sé
cuando la próxima vez baje del tren en esta estación
hermana mía no veré tus ojos
tus puros ojos negros,
ni tampoco el resplandor fuera del portón,
las piedras, los árboles, las ventanas,
                       el rostro de la gente
                                              todo se apagará
tus ojos se habrán llevado bajo tierra la luz de la ciudad
           hace tiempo que ya se habrán consumido en el cementerio.

Lo sé, de sobra lo sé

           lo sé
no sé nada,
tal vez yo mucho antes
ya no bajaré de ningún tren en ninguna estación
no sé
a quién de nosotros le toca hermana mía
si al cáncer tuyo
            si al infarto mío
no sé no sé
sin embargo me parece
que en esta estación al bajar del tren...
Hermana mía perdóname la cobardía
                                              de vivir
un solo día más que tú.




Nazim Hikmet

29 de julio de 1959






4 comentarios:

TriniReina dijo...

Qué poema tan duro.
El hombre y su codicia por la vida. Su morir queriendo estar y ser. Su no acostumbrarse ni en un millón de vidas a una sola muerte...

No conocía al poeta. Gracias por presentármelo

Abrazos

Juan Pardo dijo...

Un poema existencial ,sin eufemismos, el miedo a morir , el temor al la disolución del yo.Tomo nota del poeta.Siempre me abres las puertas a la obra de poetas que desconocía.Un abrazo.

MTeresa dijo...

Estremecedor
desgarrador,
un saludo

Gloria Reyna dijo...

Sobrecogedor,y así es ese sentimiento de culpa por vivir un sólo día más que ellos (los nuestros).
Un abrazo