La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogeras. (Rochefoucauld)

lunes, 18 de febrero de 2013

HISTORIA DE MI MUERTE (LEOPOLDO LUGONES)

Un recuerdo en el 75º aniversario de su muerte.




Soñé la muerte y era muy sencillo:
Una hebra de seda me envolvía,
y a cada beso tuyo
con una vuelta menos me ceñía.
Y cada beso tuyo
era un día.
Y el tiempo que mediaba entre dos besos
una noche. La muerte es muy sencilla.
Y poco a poco fue desenvolviéndose
la hebra fatal. Ya no la retenía
sino por un sólo cabo entre los dedos...
Cuando de pronto te pusiste fría,
y ya no me besaste...
Y solté el cabo, y se me fue la vida.




Lepoldo Lugones

8 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Un escritor particular, un gran poema.
Abrazos.

©Laura Caro dijo...

Un poema precioso, José Manuel.
No lo conocía.
Gracias por compartirlo.

Un besote.

MTeresa dijo...

Qué belleza de versos
tan intensos
y con el contenido
emotivo y crepuscular
que los vuelve eternos.

TriniReina dijo...

Soltar el hilo de vida de quién a la vida nos unía.

No conocía el poema

Abrazos

Marinel dijo...

Es precioso ese ir deshilandose en sus sencillos brazos.
No lo conocía,pero me ha encantado.
Besos.

Carmen Silza dijo...

Que bello este poema Manuel, me ha encantado, gracias por compartir esta alhaja.Besos de buenas noches Manuel.

Lola dijo...

Hola José Manuel, no se puede hablar más bonito sobre la muerte, aquí se siente tanto amor que ni si quiera la muerte importa después de haber sentido así. Un poema precioso de un autor desconocido para mi (como tantos…) gracias por compartir. Un abrazo.

Oréadas (Darilea) dijo...

No tenía el gusto de conocer este poeta, desde luego me ha estremecido.
Un saludo