La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogeras. (Rochefoucauld)

miércoles, 10 de julio de 2013

PEQUEÑA CONFESIÓN (ANA MERINO)



¿Si yo soy tu sueño
por qué me siento sola
cuando me sueñas?

Llego arrastrándome
a tu boca cuando duermes
y no sé cómo empezar
a contarte una historia
que se parezca a ti
para que nunca sepas
que yo vivo contigo.

Los sueños somos
como las sombras,
pertenecemos a un solo cuerpo
pero queremos ser
otra persona.




Ana Merino


2 comentarios:

TriniReina dijo...

Si no serlo, al menos tenerl@s cerca.
Para eso usamos mucho los sueños y por eso, a veces, resulta tan desencantado el despertar.

Abrazos

Juan Pardo dijo...

La dualidad sueño/vigilia hecha versos.El miedo a la afirmación del yo y a su posterior disolución.Un placer conocer a esta poetisa..tomo nota.Perdón por mi tardanza.Estoy ya de vacaciones,bloggueo y publico con menos regularidad..el calor y la inspiración...¿En contradicción? Un referescante abrazo.