La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogeras. (Rochefoucauld)

miércoles, 5 de septiembre de 2012

KONSTANTIN VANSHENKIN





De ninguna manera lo esperaba, 
ya sentía el sueño en todo el cuerpo,
con la almohada entre las manos,
cerca de la cama abierta.

La luna brillaba fuerte.
Su camisón irradiaba blancura.
Él golpeo la puerta
y ella embelleció de miedo.





Konstantin Vanshenkin

7 comentarios:

Marinel dijo...

Ignoro si el miedo pueda embellecer,pero en estos versos es como si la misma luna se hubiese hecho dama en espera.
Y eso es bello.
Me gusta el poema de este autor desconocido por mí.
Besos

Marisa dijo...

Precioso poema
con inesperado
remate.

Un beso

TriniReina dijo...

Desconozco al autor, cosa que si puedo remediaré.

El poema me deja "irradiada de blancura".
La verdad es que miedo y belleza no me cuadran. Sigo tela de "espesa":(

Abrazos

MTeresa dijo...

Un poema desconocido para mi,
conozco poco del autor,
gracias por instruirme,
un saludo

Carmen Silza dijo...

Ni conocía el poeta y por supuesto el poema,y por supuesto el miedo no es bello.
Jose Manuel, en el momento que sepa la fecha, te informaré, será un placer.Besos

MAJECARMU dijo...

Un poema original y lleno de misterio,sin duda...El resplandor de la luna siempre aporta magia y unas notas de magnetismo.
Mi gratitud por compartir un autor,que no conocía.
Mi abrazo grande y feliz semana,amigo.
M.Jesús

Juan Pardo dijo...

No conocía ni al autor ni al poema .Tomo nota.Me ha encantado el último verso...y ella embelleció de miedo.Un abrazo