La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogeras. (Rochefoucauld)

lunes, 7 de enero de 2013

AUSENCIA (ANTONIO JOSÉ MIALDEA)




Ausencia llamaré
al murmullo del mar sobre tu cuerpo,
al cielo gris,
a la golondrina que busca tu pecho cada tarde,
a tu silencio cansado de morir
en las esquinas del mundo.
Ausencia llamaré
a las manos de tu voz quebrando el aire
en busca de las alas de mi voz que a ti te llaman.
Ausencia llamaré
a tus labios que rozan los cristales del tiempo
para clavar en mis ojos melodías de sangre.




ANTONIO JOSÉ MIALDEA





6 comentarios:

TriniReina dijo...

Cada cual bautiza a sus ausencias.

Hay tanto dolor para elegir.

Abrazos

Marinel dijo...

No hay ausencia sin nombre/s y ésta que aquí nos presentas tan hermosa,dolorosa y tierna a la vez,lo lleva seguro a buen recaudo.
Besos.

Lapislazuli dijo...

Como siempre la ausencia duele. Gracias por compartir
Abrazo

Carmen Silza dijo...

Las ausencias siempre son dolorosas, pero como yo digo en verso todo queda hermoso, hasta lo feo.Un abrazo con mis mejores deseos.Bss

MAJECARMU dijo...

"Las manos de tu voz quebrando el aire...en busca de las alas de mi voz que a ti te llaman"
Me ha encantado el poema,las metáforas son preciosas y exquisitas.
No conocía a este poeta.
Mi gratitud y mi abrazo grande,José Manuel.
M.Jesús

Antonio J. Mialdea dijo...

Gracias por vuestros comentarios y a José Manuel por proponer uno de mis poemas.

Antonio J. Mialdea