La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogeras. (Rochefoucauld)

martes, 29 de enero de 2013

MENTIRAS (HENRIK NORDBRANDT)




Es mentira lo que escribí en la carta que quemé,
que pienso todo el tiempo en ti.

Pero yo pienso en ti casi todo el tiempo.

También es mentira que no pueda dormir:
Duermo muy bien y además sueño
        con otras mujeres.

Pero cuando me despierto, inmediatamente pienso en ti.

A las hermosas mujeres que veo por la calle
las desnudo con la mirada mientras intento
        no pensar en ti.

Y aspiro su aroma hasta que me desvanezco.

Pero en todas las comparaciones sales ganando tú,
        y mi soledad.




Henrik Nordbrant

6 comentarios:

Marisa dijo...

De soledades
y ausencias.

Un bello poema.

Besos

Carmen Silza dijo...

Esa soledad que dejan algunos recuerdos...Me ha encantado este poema Lao.Gracias por compartirlo, que tengas un buen día.

TriniReina dijo...

Sobre todo, la soledad que deja el perpetuo recuerdo.

Abrazos

Marinel dijo...

No hay peor soledad que vivir permanentemente con un recuerdo particular...
Besos.

Oréadas dijo...

Inevitablemente la mente nos juega malas pasadas.
Un saludo :)

MARTINA dijo...

Hablo de ti
y me es difícil hacerlo.
Así es que hablo de que hablo de ti
cuando hablo del otoño, de telarañas tan delicadas
como perdidas en los surcos por novias olvidadizas
de las pesadas gotas del rocío bajo el tardío sol vespertino
y más tarde de las largas sombras sobre la explanada
de la tormenta que sacude las copas de los tilos
ya antes de que yo empiece a hablar de las estrellas
y del resplandor de las estrellas en los cristales rajados de la casa
que tintinean cuando ataca la helada de la noche
y todos los sonidos devienen penetrantes, cuando hablo
de todo esto, de todo esto que habla de ti
y de lo que es tan difícil hablar.
Así hablo de ti.