La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogeras. (Rochefoucauld)

martes, 28 de mayo de 2013

AA. EN UNA ESQUINA (ANÍBAL NÚÑEZ)



Aquí, al volver el sol, han confluido
mi sangre con tu sangre de noviembre:
verde seco es vasija de otro verde
seco que abarca toda la costumbre
de renacer -cenizas son
los días diecinueve y cada noche
en que Saturno manda en las estrellas-

No hay lugar para ti y para mí juntos
en esta ciudad rota en la que somos
tú y yo, no lo mejor de cada uno
sino tú y yo. No hay sitio.
                                            Hay una esquina
que, aunque lugar de citas imposibles,
es el único punto que nos queda
para que la belleza del encuentro
y el dolor consecuente a la belleza
dignifiquen al menos nuestra ausencia.




Aníbal Núñez

4 comentarios:

TriniReina dijo...

Afortunado pues el que con esa esquina se encuentra y con ese algo se consuela.

Abrazos

Marisa dijo...

Una esquina
que dignifica
la ausencia.

Un abrazo

Juan Pardo dijo...

Confuir de pronombres en la belleza , en el dolor y en la ausencia que por siempre retroalimenta .Un poema y un poeta desconocidos hasta ahora. Como siempre..tomo nota.Un abrazo.

MAJECARMU dijo...

Una intensa nostalgia de lo que no pudo ser...Y una satisfacción interior por lo vivido en esa esquina mágica e inolvidable...
Mi gratitud y mi abrazo siempre.
M.Jesús